Pintura. De la noche a la luz

Guía del ocio, febrero de 2003

Autor: Xavier Muniesa

La Ciudad de los Pasajes
Galería Llucià Homs

La Ciudad de los Pasajes

Muchos piensan que la vida empieza con un fogonazo de luz y termina en las m√°s inciertas sombras. No es el caso de Brigitte Szenczi y Juan Antonio Ma√Īas que, en su exposici√≥n La ciudad de los pasajes, proponen un fascinante viaje simb√≥lico en sentido inverso. El recorrido empieza en el Atrio de los tiempos y la carne, donde los personajes que transitan cada uno de los cuadros entran en escena procedentes de una estrellada oscuridad (¬Ņno somos acaso ‚ĒÄ apuntan los artistas ‚ĒÄ polvo de estrellas?) y revestidos con atributos materiales que adoptan la forma de algunos de los miles de productos que podr√≠amos adquirir en un supermercado.

Siguiendo con ese simbolismo, los personajes de Szenczi y Ma√Īas recorren en cada cuadro pasajes, corredores y callejones en los que, a modo de mercado, hallan en los anaqueles mil y un productos: desde aquellos que les proporcionar√°n seguridad a los que les aportar√°n espiritualidad, sabidur√≠a (simbolizada en representaciones de destacados intelectuales) o el amor (un amor que la dependienta pesa cuidadosamente en una balanza).

Pero todo viaje, tambi√©n el de los personajes de Szenczi y Ma√Īas, llega en alg√ļn momento a su fin. Y ese momento queda representado en el cuadro Pasaje de la resoluci√≥n, en el que aparece un √ļnico personaje cuyos m√ļltiples tatuajes simbolizan las ¬ęmercanc√≠as¬Ľ adquiridas en esta ciudad de los pasajes. ¬ŅSu destino? Un luminoso paisaje de enorme belleza. Un final optimista ante el que uno no puede sino mirarse a si mismo y preguntarse qu√© mercanc√≠as desea comprar en el gigantesco supermercado que le aguarda al salir de la galer√≠a.

Comments are closed.