Paisajes de la memoria

La Cultura de Madrid, marzo 1997

Autor: Eugenio Castro

Tres a√Īos despu√©s de su √ļltima presencia en Madrid, estos dos artistas que colaboran y organizan sus exposiciones conjuntamente, mantienen su reflexi√≥n sobre una cierta idealidad del pasado que, voluntaria o involuntariamente, oponen a la circunstancia del presente.

Esta nostalgia persistente de una supuesta armon√≠a en la vida pret√©rita es evocada con pasi√≥n, de tal manera que para los artistas adquiere ‚ĒÄ y ellos mismos le otorgan ‚ĒÄ una dimensi√≥n m√≠tica.
En consecuencia, para corresponder de forma coherente a esta formulación, ejecutan una línea de representación en la que se aprecia la influencia de artistas como Balthus o De Chirico, por citar a los más conocidos.

Los escenarios creados por Szenczi y Ma√Īas, asistidos por una atm√≥sfera enso√Īadora, ba√Īados por una luz sensual, rememoran el fantasma de una antigua felicidad ida sin dial√©ctica posible con una felicidad a conquistar en el presente. Es una verdadera paradoja la que se da en las im√°genes de nuestros pintores, menos amable de lo que podr√≠a creerse, pues el recuerdo constante de la bella y antigua √©poca acaba por estratificar el pasado, que de puente que anticipa el acontecer del futuro pasar√≠a a convertirse en piedra que interrumpe la comunicaci√≥n entre ambos.

Es posible que, por estos cuadros, hayamos comprendido un poco m√°s la diferencia entre la ‚Äúmelancol√≠a iluminada‚ÄĚ y la mera nostalgia del pasado.

Comments are closed.